Descubre por qué debes ver la peli “Kiki: el amor se hace”

Muy buenas a todos, miss calentitos y miss calentitas, esta semana os traigo una review de una película de actualidad que seguramente algunos habréis oído hablar o anunciar por los distintos medios. Primeramente, he de decir que normalmente tiendo a rechazar cualquier película española porque la calidad brilla por su ausencia cuál ausencia de presupuesto en cine que se dedica en este país. Sin embargo, la temática de la película era demasiado atrayente para esta Miss Bragas Usadas y le dí la oportunidad de sorprenderme o al menos alegrarme la tarde. Una vez he visto la peli, creo que merece mucho la pena realizar este post para orientar a disfrutarla y dar unas cuantas nociones en cuanto a esta fabulosa temática que nos atañe.

Porque ¡no es porno! Es festividad sexual, desenfreno, erotismo…

Soy tan fan de las pelis porno como vosotros para ponerme a tono cuando estoy muy cachonda, pero la sugerencia puede despertar el deseo mucho más intensamente que un obvio mete-saca (bastante repetitivo, y a veces aburrido, en el porno comercial).

Mojando las bragas usadas con la harpaxofilia

Recuerdo, antes de ver la peli, ver un anuncio en televisión que me despertó algo ahí abajo. En él se veía cómo atracaban por la fuerza a una chica y de manera artística reflejaban como se corría por los muslos a través de las bragas usadas con un helado derritiéndose por su pantorrilla, la verdad es que me sentí bastante identificada porque las veces que más me he corrido ha sido cuando mis parejas sexuales me han tomado por la fuerza… digamos que soy adicta a sentir que sacan de mi puro sexo animal, y esta manera tan original de presentarme las parafilias que tanto me gustan experimentar, era bastante apetitoso.

Porque tu acompañante puede hacer que la disfrutes el doble

Según tus expectativas de la película será o no un error la compañía que elijas. Ir con los amiguetes o amiguitas está bien si queremos pasar un rato de risas mientras comentamos las escenas (aunque a algún@ se le escape alguna gotita en su entrepierna y trate de disimular deseando un rato a solas cuanto antes). Bajo mi opinión, esta película es para disfrutar de la sexualidad, ya que películas para reir hay muchas y con esta tirarás el dinero del cine si tu único propósito es ver una comedia.

Review de Miss Bragas Usadas de Kiki el Amor se hace

Como decía Paco León, estamos ante una película erótico-festiva, un culto a la liberación de la sexualidad desde todas las perspectivas parafílicas. Por ello, recomiendo ir a ver esta película con un buen macho o hembra (según tu condición sexual) para ir pasando un poquito de hambre sexual durante el transcurso de la película y con el que seguro, al terminar, los baños del cine no van a quedar exentos de fluidos seminales o vaginales después de que paseis por allí; agradecidos de haber sido previsores para saciar vuestro deseo voraz de follar descargándote sobre el otro (yo salí con tantos sudores que tenía mis bragas usadas demasiado impregnadas de mi vagina traviesa).

¿Eres adicto al sexo o de sexualidad demasiado voraz como Miss Bragas Usadas?

Este apartado del post no va dirigido para todas las personas si no a aquellas que tengan el mismo problema (o fortuna) que yo; el insaciable deseo sexual.

Fui a ver el cine por la llamada de la sexualidad que sentí (me pego a todo lo que huela a sexo) pero una vez allí me iba mojando y alterando progresivamente. Si os pasa esto ante esta u otras circunstancias, lo más aconsejable es que te sacies o irás a peor en la medida que empieces a chorrear las bragas usadas o los boxer. Estando en el trabajo a veces me he puesto cachonda en verano por ver como uno de mis compañeros mira el sudor por mi canalillo ¡Acepto que me gusta provocarlo! es que es tan excitante, no me puedo resistir…cuando estoy a estos niveles en un lugar así no me puedo tocar para saciarme, por lo que ir al baño a masturbarme es lo mejor para liberarse. Esta situación la tenemos mucho más fácil en el cine por la oscuridad, aprovechándonos de ella podemos disimuladamente introducir nuestra mano en nuestra entrepierna o incluso la de nuestro acompañante al ritmo de la película (luego ya terminaremos el festín sexual en el baño porque no queremos escándalos público ¿o si? eso será otro post).

Filias de la película Kiki el amor se hace

Porque puede tener una parafilia sin saberlo ¡Y liberarla!

Si descubres que viendo la peli, o de alguna otra forma casual, te pone bastante algo que primeramente puedas pensar como extraño ¡Abrázalo! Nadie tiene el derecho a juzgar lo que es o no normal, tú tienes todo el derecho y debes tener toda la libertad para abrirte al placer y disfrutarlo.

Si yo he liberado mis sexualidad experimentando por muchos fetichismos y filias, entre los que mojar bragas por encargo me ha excitado mucho, tu puedes llegar hasta donde desees si te lo propones.

Ante cualquier parafilia, debemos aventurarnos en ella integrándola poco a poco en nuestras vidas sin ningún temor o reparo a la hora de expresarla a nuestras parejas sexuales. Esto no será fácil, entre otras cosas porque la sociedad actual es menos moderna de lo que alardea, pero es la única vía para evitar la represión sexual y poder sentirnos plenos, sin miedos y sin caer en la imposición de tabúes.

Esta película nos intenta mostrar la normalidad con la que aparecen estas filias en la gente a pesar de que creamos que no es así porque se oculten. Esto lo consigue con un reparto lleno de caras muy conocidas por todos (ellos también pueden tener parafilias), con un guión muy fresco que nos hace abrazar estos tipos de sexualidad y una forma muy artística de erotizar la trama sin mostrar sexo explícito.

Harpaxofilia Miss Bragas Usadas

Porque podemos disfrutar de distintas parafilias ¡e incluso luego probarlas!

  • La dacrifilia: el cómo ver correr una lágrima puede hacer correr otras cosas
  • La elifilia: ahora entiendo por qué me piden bragas usadas “de las buenas”
  • La herbofilia: sustituyendo una verga por un poto
  • La harpaxofilia: aquí sí que me corro enterita de sólo pensarlo
  • La somnofilia: follartel@ mientras duerme
  • El poliamor: me follo a todo el que quiero

Estas filias son sólo unos ejemplos dentro de la gran cantidad que existen, ya sabemos que para gustos hay colores, pero sólo navegando a través de estas sexualidades con los personajes de la película conseguimos el objetivo que se proponen.

Como experiencia personal, he experimentado con muchísimo gusto el poliamor, la harpaxofilia, la somnofilia y por supuesto el fetichismo de las bragas usadas (aunque tengo algunas perversiones más que ya iréis conociendo más adelante), por lo que os recomiendo que vayáis a ver esta película como oda al sexo y, por qué no, para pasar un buen rato erótico que puede terminar bastante bien y con ideas renovadas en originalidad.

Besitos,

Miss Bragas Usadas.

Deja un comentario

*