Comprar aquí mis bragas usadas

Miss Bragas Usadas

Miss Bragas Usadas, autora de este blog erótico.

¡Hola mundo! Me presento con el pseudónimo de Miss Bragas Usadas ante este mundo fetichista tan fascinante.

Me veo con la necesidad de mostrar al mundo una parcela erótica-fantasiosa desde los puntos de vista sexual y desde el fetichismo por tres razones fundamentales: primeramente porque siempre he sentido un feroz deseo sexual con la necesidad de trasmitirlo y saciarlo con experiencias cada vez más distintas, segundo porque relatar o escribir ha sido una gran afición por el poder que llega a tener el lenguaje bien utilizado para crear sentimientos o fuegos internos, y tercero porque soy una asidua vendedora de bragas usadas (comprar bragas usadas) que ha descubierto en este mundo una forma de satisfacer a otros hombres al mismo tiempo que me provoca un despertar sexual el hecho de jueguen con mis propios fluidos.

He de decir que la petición de unas bragas mojadas con fluidos ha sido la estándar pero afortunadamente no la única, porque donde más disfrutamos cliente y vendedora son con peticiones más vanguardistas que rompen las reglas y nos llevan a las profundidades de fetichismo y de la sexualidad más animal.

Y es que, para los poco asiduos que aún no se han atrevido a aquello de comprar bragas usadas, pueden llegar a ser peticiones muy feroces las que incluyen menstruación, pis, pelos de pubis, corrida ¡o incluso heces! Realmente nadie estamos aquí para juzgar, sino para satisfacer los deseos más profundos y ocultos de cada uno. Ese es mi papel en esta web, ser la musa que satisfaga tus deseos más fetichistas, ser la dispensadora de fluidos sexuales que más deseas, proporcionarte las claves del placer, compartir experiencias sexuales al límite y fantasear con relatos jugosos que con la simple lectura de los mismos nos empiecen a poner húmedos.

Un día, tiempo atrás, cuando aún no era Miss bragas usadas ni nadie me compraba bragas usadas, me di cuenta que mientras escribía por puro placer un relato erótico, mi folla-amigo de por aquel entonces no podía leer dos párrafos sin empezar a calentarse. Me tomé eso como otro de mis experimentos sexuales y decidí ponerlo al borde del precipicio para comprobar si verdaderamente era capaz de provocar una erección son una simple conjugación de palabras ¿Qué hice? Me entregué al más salvaje de los relatos que era capaz de escribir y comencé a jugar con él, las reglas del juego consistían básicamente en que él debía estar desnudo leyendo mi relato y sería castigado en el momento que empezara a empinarse su falo ¿Cuál fue el resultado? Le castigué estrangulando sus testículos con una goma del pelo, mordiendo fuertemente su glande, amordazando su boca con mis bragas usadas o escupiendo en su boca…pero la erección seguía aumentando cada vez que empezada un párrafo.

Esa experiencia fue uno de los desencadenantes para contactar con mucha más gente a través de mi blog y proporcionar a muchas personas la capacidad de obtener más placer en sus vidas. La idea empezó a surgir ahí, pero se forjó aún más con todas y cada una de las experiencias sexuales y salvajes que fui teniendo con los años a través de muchos hombres; hasta que me convertí en Miss Bragas usadas.

tangas usados

¿Cómo he llegado a ser Miss Bragas Usadas?

Os preguntaréis como acabé en todo esto, cómo descubrí lo que me excitaba complacer los deseos más ocultos de otros hombres ajenos a mi pareja o cómo me atreví con los peligros que conlleva este servicio y a través de la red. Pues bien, empecé a notar que mi pareja se corría antes si le hacía comerse mis bragas usadas y seguidamente en las veces posteriores él mismo era quien me pedía que lo volviese a hacer casi al borde la súplica ¡A veces incluso en el metro! Entonces, un día mientras estaba sola en casa y no podía quedarme dormida, empecé a rozarme, a juguetear con mi cuerpo y acabé masturbándome con el olor de mis propias bragas.

Misteriosamente el olor no me pareció desagradable sino que me resultó excitante, primeramente llegué a pensar que el olor de los fluidos vaginales en los hombres despertaban un deseo sexual de origen antropológico para reproducirse con la hembra, pero luego comprobé que mis propias bragas usadas me excitaban aún no siendo fluidos de hombre sino míos propios. ¿Qué pasa, soy lesbiana o bisexual? Realmente me lo llegué a preguntar porque desde siempre me ha excitado el porno lésbico, pero en realidad me he llegado a poner con casi todo el porno, por lo que concluí que el origen de todo aquello debía a la gran liberación sexual que yo tenía desde la promiscuidad de mi carácter; sin represiones. Mis bragas usadas olían a sexo, a corrida, olían a deseo animal que ansiaba satisfacerse…  ¿A quién le disgustaría aquello si era un culto a la liberación de lo más profundo de nuestro ser?

Por lo tanto, mientras llegaba a esta serie de conclusiones me metí en Google por pura curiosidad a ver de qué se hablaba sobre el tema y descubrí todo el mercado que se había abierto entorno a la antropología del olor de la hembra (e incluso del macho).

Digamos que una cosa llevó a la otra y empecé a vender mis bragas usadas sin decírselo a mi pareja, no por vergüenza o por miedo a su reacción, sino porque quería realmente comprobar que aquello era como se pintaba. Y efectivamente mis sospechas se confirmaron, muchísimos hombres guardaban ese secreto a espaldas de su entorno familiar o de amigos por vergüenza o por algún tipo de represión, por lo que personas como yo eran la vía de escape, la carta magna que endurecía su pene y lo hacía enloquecer sin que su mujer supiese que había detrás de la fachada de su marido.

Bragas sucias coulotte

Sin embargo, no vamos a regirnos por clichés ni siquiera dentro de este mundo. Muchos hombres no llegan ni a masturbarse con mis bragas usadas, sino que guardan bajo llave colecciones que les interesan por el morbo de olerme o de incluso ponerse mi ropa y experimentar en la línea de lo prohibido.

Como en todos lados, existe de todo, y me he encontrado con otro tipo de personas irrespetuosas que se han salido más allá del lenguaje obsceno del momento llegando a hacer peticiones bajo la prostitución; evidentemente nunca he pasado esa línea.

En cuanto a mi pareja, cuando se lo expliqué al principio le resultó algo extraño pero ahora mismo incluso colabora conmigo en temas de pagos y envíos de bragas usadas para asegurar en todo momento mi privacidad; por así decirlo no tuve inconvenientes para penetrar en todo esto sino que todo era placer y ventajas.

Estas son unas pinceladas de cómo comenzó todo esto para mí y el por qué surgió realizar este blog.

Quitándome mis bragas usadas

¿Cuál será el contenido del mi blog Miss bragas Usadas?

  • Relatos de experiencias eróticas con lenguaje sexual orientado a calentar el ambiente, y ¿por qué no? descubrir placeres ocultos con ricas bragas usadas, adentrándonos en el fascinante mundo del culto a los fluidos del sexo, a los deseos salvajes de sexo animal que todos tenemos dentro y a compartir nuestras experiencias más duras traspasando los límites del sexo convencional.
  • Desnudaré todas mis osadías: lo que me pone cachonda, lo que hace que me corra, lo que les hago a mis bragas usadas y a los que las quieren, lo que hago para volverlos locos, lo que hacen que me vuelve loca, los secretos de las fantasías más infrecuentes, las locuras más animales o sadomasoquistas ¡TODO! Seré vuestro libro erótico y vuestra guía del más puro sexo salvaje sin clichés sociales de lo que está bien o lo que está mal ¿Estáis dispuestos a llevar a cabo mis experiencias o compartir las vuestras conmigo? 😉
  • Información respecto a cómo conseguir mis bragas usadas desde el anonimato, las peticiones sobre vuestros ocultos deseos que pueda satisfaceros y el método para que yo os los satisfaga lo mejor y más sencillamente posible.
  • Libertad total para que podáis solicitarme consejos respecto a vuestra vida sexual sin ningún tipo de problema, por el medio o red social que más os guste, consejos desde mi perspectiva femenina para tener una vida sexual liberada, plena y con trucos personales para volvernos locos.
  • Actualizaciones de mi vida sexual en cuanto a productos eróticos que pruebo, experiencias nuevas, opiniones, actualidad o noticias en torno al mercado del sexo y todo aquello que me renazca compartir con vosotros por placer y sabiduría común.
  • Preguntas y respuestas acerca del sexo o el fetichismo que queráis hacerme o propuesta de post que os interese.

Los mandamientos de Miss bragas usadas:

  • No huyas de nuestra naturaleza animal, de estado salvaje.
  • Permítete poder follar como quieras aunque te ponga cachondo comerte bragas usadas y sucias.
  • Folla cuando quieras sin miramientos de quién podrá verte o escucharte.
  • Córrete las veces que quieras al día en vez de posponerlo por obligaciones que nunca cesan.
  • Chilla de placer sin miedo a la vecina del tercero.
  • Cumple tus sueños sexuales sin miedo a tu pareja, no hay nada más placentero que comprar bragas usadas bien empapadas, un buen trío, una buena orgía o una buena sesión sado…
  • Permítete descubrir tus dones en el sexo, quizás seas un experto en provocar squirt en las chicas y aún no lo sabes.
  • PRUEBALO TODO, sólo así sabrás hasta dónde puedes y quieres llegar, sólo así te podrás retorcer en cada orgasmo de pura excitación y placer.
  • No vivas tu vida sexual como quieren los demás que lo hagas, no existen “perversiones”, “pecadores” o gustos “raros” de comprar bragas usadas; sino ojos que miran desde las cadenas que la sociedad ha impuesto.

Bienvenidos al SEXO de Miss Bragas Usadas:

Ya estamos hartos de ver siempre el mismo porno pero con diferentes caras ¡Ni a Miss bragas usadas ni a nadie les importa las caras de los actores del porno! Todos tienen las mismas vergas y los mismos pezones aunque les cambien los tamaños y los colores. Yo también me aburrí de tanto porno auto-plagiado, puro mete-saca que no nos hace vibrar como aquella persona que conocimos hace años y era una dios/a del sexo; aquella persona por la que suspiramos cada vez que nos masturbamos, imaginando cómo su vagina empezaría a chorrear de placer por cada embestida, empapando sus bragas usadas con la corrida más fuerte de su vida ¿Por qué no ser nosotros también un dios/a del sexo y que esto nos acompañe a cada rincón donde nos follemos a alguien?

Os propongo convertirnos en manipuladores del orgasmo, salvajes experimentadores del sexo duro, alimentados con el olor a sexo que destilan unas bragas usadas, saciadores de instintos animales que acechan cuando les apetece a su presa más osada o más tímida de la noche; entonces será cuando una vez que la cojas entre tus piernas ya no pueda parar de ofrecerte sus flujos sexuales a placer, esperando con ansía y súplica que dejes que se corra de una vez por todas.

Para mí es un placer dar por inaugurado este blog, espero conseguir de él y de las bragas usadas un despertar de deseos animales que la sociedad pretende hacernos aplacar. Os espero en cada relato picante, en cada desnudez de mis experiencias sexuales o en cada uno de los trucos que he ido practicando con el tiempo; prometo seros fieles y manteneros actualizados en cuanto a todo lo que pruebe y las locuras que vaya cometiendo por ahí.

Miss calentitos y miss calentitas, os espero en Miss Bragas Usadas.

Besitos,

Mi firma